Archivo del 15 de septiembre de 2011

Sep
15

Querid@s amig@ s roedor@s,

¡Por mil gatos pardos! ¡Esta semana estoy de trabajo hasta los bigotes! Después de mis inolvidables vacaciones en la Bahía de los delfines, he vuelto a El Eco del roedor y no os podéis imaginar todo el trabajo acumulado que tengo. ¡Requetebigotes! Apenas he tenido tiempo de levantar la cocorota de mi mesa. He tenido que ponerme al día de un montón de temas. Y por si fuera poco, mi ayudante Pinky Pick se ha empeñado en llevarme de compras para actualizar mi vestuario de cara a la temporada de otoño… ¡Tendríais que haberla visto, le zumbaban los bigotes de la emoción! ¡Por mil quesos de bola! ¡A veces, no tengo claro si Pinky me ayuda o me da más trabajo!

¡Agarraos los bigotes! Por si fuera poco, mi hermana Tea y yo hemos tenido que resolver un extraño misterio. En el Museo de Arte Quesuno de Ratonia, han desaparecido importantes obras de arte… ¡algunas de ellas con más de 200 años de antigüedad! En su lugar, el responsable de los robos, dejaba extraños mensajes codificados. ¡Qué canguelo! Por suerte, el olfato ratuno de Tea nos ha permitido descubrir que el vigilante del museo estaba robando las obras para venderlas a coleccionistas de arte internacionales.

¡Mis quesitos! ¿Y vosotr@s cómo estáis? ¿También, de queso fundido hasta arriba? Si queréis pasarlo morrocotudamente bien, no os perdáis mi último libro El valle de los esqueletos gigantes. ¿Lo habéis leído ya? Es tan entretenido como contarle los agujeros a una loncha de gruyer. ¡Palabra de roedor!

Geronimo Stilton

Aviso legal