Archivo de junio de 2012

Jun
24

¿Qué tal os va roedor@s?

¡Por mil agujeros de Gruyere! ¡Vengo con novedades bien fresquitas! Y que no vienen nada mal con este calorcito con el que ha entrado el verano y con el que… ¡¡habéis acabado el colegio!! Ahora toca disfrutar de unas largas, ¡larguíííísimas vacaciones! Y para celebrarlo hoy os quiero presentar… ¡¡Una nueva colección que ya está a la venta!! La colección de… ¡LOS PREHISTORRATONES! Aventuras de bigotes en la edad de piedra…

En la costa oriental de la Isla de los Ratones hay grutas y palafitos: son las rudimentarias viviendas de Petrópolis, un poblado primitivo habitado por los primeros ejemplares de Roditoris Sapiens. Aquí vive el antepasado de Geronimo Stilton: Geronimo Stiltonut, un roedor de pelaje enmarañado y aire intelectual. Junto a él y sus prehistóricos amigos, viviréis desternillantes aventuras en las que intervendrán dinosaurios perezosos y torpes, ¡pero también temibles tigres de dientes de sable!

¿Queréis conocer a mi erudito antepasado? ¡Estoy seguro de que os caerá superratónicamente bien! Es un roedor muy aventurero, porque le ocurre como a mí… ¡Es que sin comerlo ni beberlo, se encuentra con mil y un casos por resolver! ¿Os intriga saber cómo vivían los antepasados de Ratonia? ¿A qué temibles animales se tenían que enfrentar? ¿Cómo es el día a día de Petrópolis? Pues ya podéis encontrar en vuestras librerías las dos primeras aventuras de esta nueva, pero prehistórica colección: Quita las patas de la Piedra de Fuego, donde el robo de la Piedra de Fuego a manos de un peligroso tigre diente de sable abre el primer caso de Stiltonut, Geronimo Stiltonut. Y también Vigilad las colas, caen meteoritos. Conseguir la pócima curativa contra el acusado dolor de barriga de los habitantes de Petrópolis ¡se convertirá en una aventura no solo de bigotes, si no de tranchetes!

¡Espero que os guste!

Superratónicamente vuestro,

Geronimo Stilton

 

Jun
10
VIAJE EN EL TIEMPO 3
Escrito por Geronimo Stilton
86 comentarios »

Apreciado@s roedor@s,

estoy aquí para recordaros que… ¡Ya está disponible en vuestras librerías… VIAJE EN EL TIEMPO 3! Sé de buena tinta que este es uno de mis ratsellers más esperados, así que preparaos porque llega cargado de aventuras, viajes, y muchos, muchííísimos misterios por resolver…

¡Por los bigotes de mi abuela! Si os cuento el frío felino que sentí por mi cuerpo en la Era Glacial con los osos de las cavernas y los mamuts… ¡No os lo creeríais! Aunque también es verdad que disfruté muchííísimo en la impresionante Grecia Antigua y en la bonita Florencia del siglo XVI… Y todo gracias al último invento del profesor Voltio ¡la Puerta del Espacio-Tiempo! He de reconocer que siempre que mi amigo Voltio me llama… ¡Le temo! Pero luego debo agradecerle todo lo que descubro ¡gracias a él! En esta ocasión con tan solo cruzar la Puerta del Espacio-Tiempo… ¡Ya estábamos en nuestro destino! Algo realmente… ¡Increíble!

¡Suerte que tenéis el libro para poder compartir conmigo este tercer superratónico viaje en el tiempo que os recomiendo tanto como el pastel de Roquefort al horno y la Fondue de Emmental … ¡Imaginaos!

Roedor@s, solo me queda desearos… ¡¡Buen Viaje!! Espero que lo disfrutéis tanto como yo.

Superratónicamente vuestro,

Geronimo Stilton

pd: Y además, ¡podréis divertiros con el juego de Viaje en el tiempo! Incluido en el ratseller.

Jun
4
¡CÓMO HACER UNA COMETA!
Escrito por Geronimo Stilton
49 comentarios »

¡Buenos días roedor@s!

Hoy me he despertado pensando que tenía que compartir con vosotros una morrocotudísima manualidad que me encontré el otro día navegando por internet: “Cómo hacer una cometa”.

Recuerdo que, cuando era un pequeñín roedor, tía Lupita me regaló mi primera cometa y me encantaba pasar horas y horas y horas haciéndola volar. Para mí, es algo superratónico que hace volar, no solo la cometa, si no también mi imaginación.

Aunque el origen de las cometas es incierto, se supone que nacieron en China hace de más de 2.500 años. Hay varias leyendas acerca de su procedencia: un sombrero de bambú de un campesino llevado por el viento, la vela de un navío, o tal vez la obra del filósofo Mo Ti, que construyó una cometa con forma de ave que estuvo volando tres días como los pájaros…

La cuestión es, que hoy aquí, quiero enseñaros cómo hacer una (siempre con la ayuda de un adulto, estoy seguro que os será muchííisimo más fácil). ¡Ah! Y por supuesto agradecer a la página www.dibujosparapintar.com esta idea tan superratónica.

*MATERIALES:  hilo blanco, papel de seda, tijeras, cuchillo, pegamento, 2 varillas de bambú (o de otro material ligero).

PASO 1: Empezamos por recortar las dos varillas a la misma longitud utilizando un cuchillo (mucho cuidado roedor@s, mejor si lo hace un adulto) para evitar astillarlas. Las colocamos en forma de cruz tal como se observa en la figura y las atamos con un nudo por el centro.

 

PASO 2: Atar el hilo a uno de los brazos de la cruz -alejándolos un poco de la mitad de ésta. Coger un trozo de hilo y atarlo al otro brazo dejando la misma distancia del centro que en el paso anterior. Y atar el otro cabo al primer hilo, de forma que al estirarlo se forme un triángulo.

 

PASO 3: Cogemos el papel de seda (¡mejor de un color vivo para verla bien!) y recortamos un rombo de manera que la superficie del papel tape las varillas cuando las colocamos encima de este. Después, verter un poco de pegamento a lo largo de las varillas y engancharlas sobre el papel de seda.

 

PASO 4: Cogemos otro trozo de papel de seda y recortamos tiras para confeccionar la cola de la cometa el doble de larga que el rombo de papel (aquí podemos utilizar otro color, así será muchííísimo más morrocotuda, ¿no créeis?). Enganchar las tiras a la parte inferior de la cometa con pegamento.

 

PASO 5 (¡Y el mejor):  ¡Ahora ya es el momento de hacerla volar!

Que un adulto sujete la cometa en posición vertical y tú, roedor@, sujeta el hilo a una distancia de 5 metros. Tú, que tienes el hilo, tienes que empezar a correr y el otro antes de sentir el tirón del hilo debe soltar la cometa hacia arriba. De esta manera nuestra cometa surcará el cielo. Soltando más hilo, más alto volará.

Recuerda que es posible que no salga a la primera, así que ¡no te vengas abajo e inténtalo más de una vez! Al final, seguro que sale y será muy divertido.

*TEN EN CUENTA: Es importante hacerla volar en lugares despejados lejos de líneas de electricidad o árboles y en días soleados y un poco ventosos.

¡¡¡Espero que os haya gustado tanto como a mi!!! Yo ya he diseñado más de una… Jejeje ¡Ya me contaréis qué tal las vuestras!

Superratónicamente vuestro,

Geronimo Stilton

 

Aviso legal